La Vinotinto volvió a la acción tras la Copa América con una deslucida exhibición en EEUU


TLa Vinotinto igualó sin goles con Colombia, en un discreto partido amistoso celebrado en el estadio Raymond James de Tampa. La selección venezolana volvió a la acción en territorio estadounidense tras la actuación en la Copa América Brasil 2019.

Sin Tomás Rincón, Salomón Rondón, Roberto Rosales ni Josef Martínez, el combinado criollo intentó juntar a Yeferson Soteldo por la izquierda, Juanpi Añor por el centro y John Murillo por la banda derecha para “alimentar” de balones a Jan Hurtado en el ataque. En la defensa llamaron la atención los regresos de Rolf Feltscher por la derecha y Wilker Ángel como zaguero central. La contención estuvo a cargo de Junior Moreno, con ayuda de Yangel Herrera y el propio Añor.

No se vio en el maltratado césped el plan que intentó plasmar el técnico Rafael Dudamel. Venezuela no tuvo la pelota, un detalle que no sorprende bajo el ciclo del estratega yaracuyano, pero tampoco se vio ordenada atrás ni con cierto criterio al recuperar y sostener el balón. Sufrió mucho por los costados, sobre todo por el lado de Mago, quien fue superado varias veces.

La unidad B de Colombia fue bastante más en el primer tiempo, con Juan Guillermo Cuadrado como el catalizador de los ataques cafeteros. No abrió el marcador el equipo de Carlos Queiroz por mera falta de puntería y un par de intervenciones de Wilker Fariñez. El portero de Millonarios pareció padecer la inactividad y sufrió con los balones cruzados, sobre todo en los tiros de esquina.

Remates de Lerma por encima del travesaño, Borré con el arco a disposición y hasta de Oscar Murillo tras una de las salidas defectuosas de Fariñez que el propio arquero capitalino sacó con el pie fueron las ocasiones más claras de los neogranadinos. La Vinotinto apenas si podía trasladar después de la mitad de la cancha. Antes del descanso, Soteldo se fabricó una falta sobre la banda izquierda y en el cobro, un cabezazo de Ángel casi abre el marcador, pero manoteó Álvaro Montero al córner.

Segundo tiempo. El partido cayó bastante en el segundo tiempo. Dudamel intentó recomponer el fondo con el ingreso de Ronald Hernández y también metió al hombre más desequilibrante que tuvo en Brasil 2019: Darwin Machís.

No dejó de sufrir la Vinotinto. Y una combinación entre Cuadrado y Rafael Santos Borré por poco hace justicia con el trámite, pero un defensor criollo sacó sobre la línea. Con el pasar de los minutos, Venezuela se ordenó un poco mejor y la presencia de Machís por la izquierda sirvió para sostener un poco más la pelota y ganar una que otra falta en el costado.

En Colombia, Quieroz optó por el trío atacante titular de Luis Muriel, Duván Zapata y Roger Martínez, pero tampoco inquietó demasiado. Una jugada individual de Machís, quien centró tras una diagonal propició la segunda intervención de Montero, quien cerró el partido al sacarle un tiro libre a Rómulo Otero en el último minuto de descuento.

Un empate deslucido para ambas selecciones. La Vinotinto jugó un primer tiempo para el olvido y apenas logró cierta estabilidad con las modificaciones del segundo tiempo. La unidad B de Colombia careció de puntería y no pudo sumar un triunfo en Tampa.
 

 

VIA: EL NACIONAL.