La torta de piña casera es un postre tradicional de Venezuela y es muy conocida asimismo en el resto de América Latina. Su llamativa decoración con rodajas de piña y guindas la hacen provocativa a los ojos de cualquiera. Este pastel de piña fácil de hacer es perfecto para consumir en cualquier época de año, pero es en diciembre durante las fiestas navideñas, cuando no falta en ninguna casa.

Ingredientes:

Para la torta:
250 gramos de margarina
1½ tazas de azúcar (300 gramos)
4 huevos
3 tazas de harina preparada
1 cucharadita de polvo de hornear
1 lata de piña en almíbar (en rodajas)
1 taza de jugo de piña
Guindas o cerezas confitadas (opcional)

Para el caramelo:

3 cucharadas soperas de margarina
2 tazas de jugo de piña
1 gota de zumo de Limón
3 tazas de azúcar (600 gramos)

Pasos a seguir para hacer esta receta:

1 Usar la batidora para batir la margarina hasta que este cremosa. Luego, agregar el azúcar poco a poco hasta que se disuelva, y luego las yemas de los huevos una por una para que se mezclen bien. Reservar las claras de los huevos para usarlas después.
Truco: Si no tienes margarina también pues usar mantequilla.


2 Ir añadiendo la harina y el polvo de hornear, previamente cernidos o tamizados, junto con el jugo o zumo de piña. Recuerda guardar un poco del jugo para hacer el caramelo. En este paso es importante mezclar todo poco a poco y bien, siempre de forma envolvente y terminando con un poco de harina, pero mezcla solo lo necesario porque si lo haces demasiado, podrías hacer que la masa del pastel de piña no suba a la hora de cocinarla.


3 Para completar la mezcla, añadir las claras batidas a punto de nieve. Para lograr esto, si lo haces con una batidora eléctrica hazlo a baja velocidad, pero si por el contrario lo haces mano no tendrás problemas. Con esto conseguiremos que la tarta de piña quede esponjosa y suave.


4 Para preparar el caramelo líquido poner en una cacerola u olla las tres cucharadas de margarina o mantequilla a derretir y luego agrega el azúcar y el resto del jugo de piña de la conserva y esperar a que tenga un color dorado y se hayan bien integrado todos los ingredientes.
Truco: Si deseas puedes agregar unas gotas de limón para darle un toque de cítrico al queque de piña pero esto es opcional.


5 Verter el caramelo en el molde que usarás para cocinar el keke de piña en el horno. Cubrir bien toda la base y las paredes, y luego colocar una capa de base de rodajas de piña, escurriéndolas previamente.


6 Finalmente vaciar toda la masa en el molde. Meter la torta de piña en el horno precalentado a 180 °C por unos 40-45 minutos, y para comprobar que ya está lista puedes introducir un palillo o palito de madera en el centro y esperar a que salga limpio. Una vez lista, dejar reposar entre 10 y 15 minutos, sacar la tarta de piña del molde antes de que se enfríe del todo y servirla
Puedes decorarla con guindas o cerezas confitadas al final metiéndolas en el centro de las rodajas para que llamen la atención.