Los tratos crueles, inhumanos y degradantes tales como golpizas y tortura psicológica, reportados durante la requisa del pasado viernes 24 de agosto en el Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde, fueron rechazados por la ONG Un Mundo Sin Mordaza.


Este incidente fue denunciado por Gonzalo Himiob, vicepresidente del Foro Penal Venezolano, quien señaló que durante este hecho se registraron varios heridos.

En la cárcel de Ramo Verde, en Los Teques, Estado Miranda, se encuentran actualmente 86 de los 501 presos políticos encarcelados durante el Gobierno de Nicolás Maduro.

Los reclusos describieron la requisa realizada por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) como “una noche de terror”, donde fueron destruidas sus pertenencias y los pocos medicamentos a los cuales tienen acceso, como es el caso de Vasco Da Costa, quien además fue víctima de maltrato psicológico muy severo. Según Himiob: “se burlaron del cáncer que padece y le quitaron las pocas medicinas para su tratamiento”.