Tras las últimas sanciones económicas de Estados Unidos contra Nicolás Maduro, emitidas el 5 de agosto, el gobernante venezolano anunció que su delegación no se presentaría en Barbados


Noruega reiteró su «disponibilidad» para servir como mediador en un proceso de negociación entre actores políticos venezolanos «siempre y cuando las partes lo consideren oportuno».

El director de la Oficina de Paz y Reconcialiación del Ministerio de Exteriores de Noruega, Dag Nylander, afirmó en un tuit su país fungía como mediador a petición de la oposición y el oficialismo venezolanos.

El domingo 15 en la noche Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y reconocido como mandatario encargado por más de 50 países, anunció que daba por «agotado» este mecanismo -que se desarrollaba en Barbados- debido a la negativa del régimen de Nicolás Maduro a revisar sus propuestas.

En un comunicado, Guaidó aseveró que tras más de 40 días de espera se puede dar por terminado este mecanismo, bajo la mediación del reino de Noruega y con apoyo de Grupo de Contacto Internacional de la Unión Europea, pues «el régimen dictatorial de Nicolás Maduro abandonó el proceso de negociación con excusas falaces».

Y es que tras las últimas sanciones económicas de Estados Unidos contra Nicolás Maduro, emitidas el 5 de agosto, el gobernante venezolano anunció que su delegación no se presentaría en Barbados, donde se tenía prevista la tercera ronda de reuniones de trabajo entre actores del oficialismo y la oposición.

Maduro aludió que estas sanciones formaban parte de un plan de Estados Unidos para intervenir en el país y que eran permitidas por la oposición, que supuestamente en conversaciones en Barbados le habría prometido poner fin a estas acciones de la administración de Donald Trump.

Luego de esta decisión, el mismo Nylander desestimó que el oficialismo no se incorporara de nuevo al proceso de negociación mientras que una delegación del reino de Noruega viajó una semana después a Caracas para conversar con los representantes de ambas delegaciones.

En mayo se iniciaron los contactos entre Noruega, donde se desarrollaron reuniones independientes. Para julio, las conversaciones se trasladaron hasta la isla de Barbados, como parte de los esfuerzos de ese gobierno y la Comunidad del Caribe (Caricom) para que las negociaciones entre ambos actores políticos venezolanos permitieran poner fin a la crisis.

 

 

 

FUENTE: TalCual