E

l parlamentario afirmó que desde la AN le pidieron al Jefe de Asuntos Humanitarios de la ONU que implementaran controles para que ingrese adecuadamente la ayuda humanitaria.


La visita del secretario general adjunto de la Organización de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Mark Andrew Lowcock, es un reconocimiento oficial de que en Venezuela existe una crisis humanitaria, afirmó José Trujillo, vicepresidente de la Comisión de Desarrollo Social y de la Comisión Especial de Ayuda Humanitaria.

“No se puede pasar por alto esta visita, Lowcock ostenta el más alto cargo en ayuda humanitaria”, manifestó.

El parlamentario indicó que la visita del secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios, que comenzó el lunes, tiene como fin continuar investigando la situación y ver el alcance de la emergencia humanitaria.

El mismo lunes Lowcock visitó el Hospital Magallanes de Catia y sostuvo reuniones con la vicepresidente de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, con Cáritas Venezuela y otras organizaciones no gubernamentales.

El día martes visitó la Asamblea Nacional, junto a una delegación de la ONU conformada por Sofie Karlson, Samantha Newport, Samir Elhawary, Peter Grohmann y Bárbara Batista. En la instancia legislativa se reunió con una comisión de diputados integrada por Trujillo, Karin Salanova, Manuela Bolívar, Ángel Medina y Carlos Valero.

Además, mantuvo un encuentro privado con el presidente interino de la República, Juan Guaidó, y el primer vicepresidente del Parlamento, Edgar Zambrano.

Durante la reunión con la delegación legislativa, los parlamentarios denunciaron la crítica situación nacional, reflejada en el informe de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos y denunciada por diversas ONG, e insistieron en la necesidad de que se abra un canal humanitario en el país.

Trujillo aseguró que la crisis nacional es responsabilidad del régimen chavista, no de las sanciones que se han implementado en contra de funcionarios oficialista, como han querido denunciar.

“La catástrofe política ha hecho que la crisis avance. 82% de los ciudadanos han bajado hasta 12 kilos en dos años, esto significa que es la situación es crónica y no tiene que ver con las sanciones. No se puede culpar a las sanciones de la emergencia humanitaria”, expresó.

Mayor contundencia
Recordó que en febrero el régimen decomisó donaciones de medicamentos antirretrovirales y leche en fórmula que se disponía a repartir la Fundación Manos Amigas por la Vida en Valencia, Carabobo. Indicó que el medicamento perteneciente a la donación estaba siendo vendido con el logo del IVSS.

Ante esto, señaló que le pidieron a Lowcock que “fueran más imparciales con las agencias” y que implementaran más formas y controles para que ingrese adecuadamente la ayuda humanitaria.

“Hay ayuda en Cúcuta, Roraima, Miami y Aruba, son 2 mil toneladas que era para 2.5 millones de venezolanos y ahora la ONU reconoce que son 7 millones los venezolanos que necesitan ayuda. ¡Exigimos que dejen entrar esa ayuda humanitaria al país!”, precisó.

El parlamentario instó a los organismos internacionales y agencias de humanitarias y de derechos humanos de la ONU, como la FAO, Unisef, Unesco y Acnur a ser más contundente en sus respuestas sobre el país, dado “los indicadores catastróficos” que se manejan actualmente.

Entre estas cifras, mencionó, que 35% de la población venezolana padece desnutrición. “Los niños vienen con fallas de talla, desnutridos de útero. Hay una crisis materno-infantil y humanitaria, por eso queremos que sean más contundentes”, enfatizó.

 

Fuente: EL NACIONAL