E

l presidente se reunión con los gobernadores y alcaldes electos en octubre pasado, en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.


El presidente Iván Duque dio inicio este domingo a un diálogo social que convocó ante las protestas contra su gobierno que suman cuatro días en Colombia, informó la presidencia en un comunicado.

Hacia las 3:00 pm de este domingo, el mandatario inició en la presidencial Casa de Nariño el diálogo social con los alcaldes electos del país, que asumirán su cargo en enero.

En el encuentro participan 24 futuros mandatarios de capitales departamentales, entre ellos los de Bogotá, Cali y Medellín, epicentros de las protestas recientes.

El mandatario expuso los avances y retos de su gobierno y escuchó las posiciones de los alcaldes en temas de educación, salud, paz o infraestructura, según el comunicado.

“Evaluamos la coyuntura y necesidades urgentes de municipios y ciudades, y los planes que tienen”, agregó Duque en Twitter, sin referirse a los reclamos de los manifestantes.

Adelanto de conversaciones
Presionado por las marchas, Duque adelantó la conversación nacional prevista el miércoles para este domingo.

El jefe de Estado se reunirá el lunes con la Comisión Nacional de Concertación Laboral que agrupa a representantes del gobierno, patrones y empleados.

A lo largo de la semana, protagonizará encuentros con otros sectores sociales.

Duque había llamado a una conversación nacional el viernes, un día después de protestas multitudinarias contra sus políticas sociales, económicas y de seguridad.

En el encuentro participan 24 futuros mandatarios de capitales departamentales, entre ellos los de Bogotá, Cali y Medellín, epicentros de las protestas recientes.

El mandatario expuso los avances y retos de su gobierno y escuchó las posiciones de los alcaldes en temas de educación, salud, paz o infraestructura, según el comunicado.

“Evaluamos la coyuntura y necesidades urgentes de municipios y ciudades, y los planes que tienen”, agregó Duque en Twitter, sin referirse a los reclamos de los manifestantes.

Fuente: CONTRAPUNTO