Este lunes 2 de septiembre el Ministerio Público acusó formalmente a dos funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) por su presunta responsabilidad en el incumplimiento de mecanismos necesarios de custodia, durante la muerte del concejal de Caracas por Primero Justicia Fernando Albán.


Los detenidos son el inspector Miguel David Dos Santos Rodríguez de 29 años y el detective Keiberth José Cirelli Moreno de 30 años, ambos están siendo acusados de incumplir el protocolo de seguridad luego de la detención y posterior muerte del concejal, quien falleció en extrañas circunstancias.

De acuerdo a lo señalado por el MP a través de su nota de prensa, los funcionarios no habrían consultado a sus superiores sobre la decisión de removerle las esposas a Albán.

La Fiscalía presentó un escrito ante el Tribunal 31° de Control del Área Metropolitana de Caracas, en el que requerían la admisión de la acusación y el enjuiciamiento de los efectivos.

A Cirelli y Dos Santos, también se les señala de no haber activado “otros mecanismos de seguridad necesarios durante la custodia”.

El caso
El 31 de octubre de 2018, el fiscal designado por la impuesta Asamblea Constituyente, Tarek William Saab, dijo que los funcionarios del Sebin encargados de custodiar al concejal opositor Fernando Albán, solo cometieron “negligencia” y no pueden ser considerados como “responsables” de su muerte.

Recordemos que Albán murió el 8 de octubre pasadas las 3:00 pm; el mismo fiscal Saab anunció el fallecimiento del concejal, luego de que este presuntamente se habría “suicidado”, lanzándose del piso 10 de la torre del Sebin en Plaza Venezuela.

“Solicitó ir al baño y estando allí se lanzó al vacío. Las causas por las cuales lo hizo las vamos a investigar”, dijo en ese momento.

Sin embargo, la familia de Fernando Albán, sus compañeros de Primero Justicia e incluso diputados de la Asamblea Nacional, aseguran que se trató de un asesinato y reiteran que el concejal sería incapaz de cometer este acto.

El régimen de Nicolás Maduro se ha negado a permitir una autopsia particular, sin que ninguno de sus funcionarios participe en ella, tal como lo ha solicitado la esposa de Albán.