Premio Internacional a la Libertad a María Corina Machado

La coordinadora de Vente Venezuela indicó que es necesario avanzar en una “amenaza real” y hacerle entender al régimen que “es en serio”


La coordinadora de la organización política Vente Venezuela, María Corina Machado, considera que el “cierre definitivo” de las negociaciones con el régimen de Maduro en Barbados, así como la aprobación para invocar al órgano consultivo del TIAR en la Organización de Estados Americanos, representan “buenas noticias” para Venezuela y a su juicio, es un paso en la “dirección correcta” para alcanzar sus objetivos trazados.

Machado aseguró este lunes que estas acciones le “hacen entender al régimen que es en serio. Que no hay vuelta atrás. Sus aliados criminales (…) le pretenden decir que esto es puro blof (…) La fuerza debe venir de adentro y de afuera, de adentro principalmente”.

"Lea también: Embajadores de la UE se retiraron del acto en la Casa Amarilla"

Insistió en que la permanencia de Maduro en el poder genera muchos problemas, como el éxodo de venezolanos vía Colombia o los menores de edad que son atrapados por redes de prostitución o trata de blancas.

Considera que tras la declaratoria de Guaidó de dar por terminado el mecanismo de negociación auspiciado por Noruega, se “derrotó” la tesis que empujaron los países europeos a través del Grupo Internacional de Contacto y que sus “aliados” como Colombia, Brasil, las islas neerlandesas y Estados Unidos, que son los que según su opinión son los principales afectados por el problema venezolano, son los que trabajan más por una solución a la crisis.

“Tenemos que caminar en construcción de una amenaza real”, espetó.

Ante el rumor de una supuesta reunión en la Casa Amarilla para cuadrar, entre otras cosas, la elección de un nuevo CNE, María Corina Machado subrayó que si esa reunión tiene lugar “es el régimen discutiendo con el régimen” porque “no es la oposición venezolana”.

Reiteró que en la actualidad “Maduro está más débil que nunca” y que se sostiene en poder con tres pilares: represión; propaganda, el silencio y el aislamiento; junto al financiamiento criminal. En ese sentido, dijo que es necesario “atacarlos y socavarlos”.

“Se avanza con las sanciones, que son necesarias pero no son suficientes. Hay que actuar en otros planos”, señaló y explicó que podrían ser en la actuación de la policía internacional y en ejercer una diplomacia que sea más clara.

“Esta es una gran oportunidad para que Guaidó se alinee con las aspiraciones de la población”.

 

 

 

 

 

 

Fuente: americadigital