E

l medio de investigación venezolano Armando.info reveló como los hijos de la afamada primera dama Cilia Flores, decidieron comprar una a una 14 quintas, para así apropiarse por completo de una calle situada en un espacio lujoso de la ciudad de Caracas.


Para cumplir esta meta los hijos de Flores tardaron cuatro años, tiempo en el que pasaron de vivir en El Paraíso, una zona popular al oeste de la capital venezolana, a una de las zonas más burgueses del este. En estas viviendas viven todos los hijos de la llamada “primera combatiente”, junto a su padre y socios más cercanos.

La compra de las viviendas se hizo en un momento en el que el país comenzaba a vivir su crisis más aguda, donde el ciudadano comenzó a ver de primera mano los coletazos que anunciaban la llegada de la emergencia humanitaria compleja.

A través de terceros y ofreciendo elevadas sumas de dinero los Flores se fueron apropiando de cada una de las casa y pequeños edificios que conformaban la avenida Lagunas de Tacarigua situada en Cumbres de Curumo.

 

Fuente: TAL CUAL